Kike, joven visionario y líder comunal de Sarapiquí.

“Lo primero es conocerse uno mismo, luego se puede entregar el máximo” Enrique Solís.

 

¡Basta conocerlo unos minutos para contagiarse de su energía y optimismo por la vida! Enrique Solís Barrantes, conocido como “Kike” es un joven líder comunal del cantón de Sarapiquí, vive en La Victoria de Horquetas, tiene 30 años, sueña con construir una cabaña en la montaña y fue parte de un grupo de niños que entre los años 1995 y 2000 participaron en el Programa de Giras Educativas de Fundecor. Él recuerda el impacto que tuvo en su vida ese programa, ese impulso y los aprendizajes, para llegar a ser quien es hoy. Enrique y sus compañeros desarrollaron diferentes proyectos ambientales en la escuela y la comunidad, sembraron árboles, realizaron campañas de recolección de residuos, habilitaron un centro de recuperación de residuos en escuela y luego él siguió participando en otros espacios haciendo voluntariado en áreas protegidas. “Todo esto me marcó demasiado con tan corta edad” indica.

“Estudiar, informarse, involucrarse y ser parte de algo” Enrique Solís.

 

De ahí en adelante, Enrique se ha esforzado mucho, y la vida lo ha llevado a desarrollarse en el tema de juventud y su vocación por ayudar a la sociedad. Él reconoce el impacto que tienen los programas de sensibilización ambiental en los niños y jóvenes, su caso es el vivo ejemplo de que la cosecha llega luego de plantar en suelo fértil.

Él ha sido Promotor Nacional de Voluntariado, vicepresidente y presidente del Festival de las Artes de Sarapiquí, ha sido parte de la Asamblea Nacional de Juventud, forma parte de la Fundación Nacional de Jóvenes Voluntarios (Funajovo), actualmente es síndico del distrito de Horquetas y secretario general de la Unión Cantonal de Asociaciones de Desarrollo de Sarapiquí (UCAD), es Gestor Social, Gestor de Paz, trabaja en el campo de la electricidad y las energías limpias, ha recibido el apoyo de su familia en las decisiones que ha tomado, le gusta mucho el bosque, la agricultura y andar en bicicleta.

 Este es el jícaro de montaña, el árbol que más le gusta a Enrique. 

 

Muchas gracias a personas como Enrique, que se preparan, se involucran y toman acción para mejorar la situación actual de las personas y las comunidades. ¡Hacia adelante siempre!

Share on Facebook
Share on Twitter
Please reload

Otras publicaciones
Please reload

Síguenos
  • Facebook Basic Square
  • Twitter Basic Square
  • Google+ Basic Square